A mi Estrellita

sábado, diciembre 10, 2005

Carta de un corazón enamorado a la mujer que ama...

Hola mi amor...
Sé que no esperabas para nada esta carta...yo tampoco, solo surgio la idea de escribirla así como tantas veces te regale esos pequeños detalles que nacían de la nada, como la hierba a un costado del camino, y que tanto te gustaban. Simplemente, me halle aquí, frente a esta hoja en blanco, escribiendote una vez más...
Te extraño, es así...extraño tu risa, la que tanto me encanta provocar en especial cuando estas triste. Extraño tu traviesa e infantil manera de niña de encantarme y reencantarme a cada instante, así como esa madurez que hay en tu ser al amarme solo como tú lo sabes hacer, simplemente de una amorosa y natural manera. Extraño chocar con tu mirada, tan profunda que como un taladro, me perfora mi ser, hasta llegar a los pozos de mi corazón, así de fácil, y explotarlos a cada minutos, saliendo en chorros de felicidad. Extraño esa preocupación por mi, hasta cuando me pinchaba un dedo, como si fuera algo tan mortal que me arrancara de tu vida para siempre. Pero sobre todo, extraño esa manera de vivir de a dos, ya no individual...esa manera de pareja, de pertenencia, de apasionado y lleno de amor egoísmo....te extraño a ti, mi niña mimada...
No tienes para que decirme "te amo", si ya lo siento en el tono de tu voz, y el susurro secreto que te delata, ese que viene de tu latir. Ya no tienes para que cerrar tus brazos alrededor mío, si ya los siento que me ataron de hace mucho y aún lo hacen...y no tienes para que mirarme así de afuera para llegar a mí, siendo que ya me estas observando desde dentro mío...

Te amo, y ya no es un querer estar a tu lado, es una necesidad para mí. Es saber que desde el día que te conocí, que no habia vivido, y que todo este tiempo, se multiplica por diez, por cien, por no se cuanto, porque aunque sea poco, para ambos es más que una vida juntos, aunque parezca raro para todos, pero tan natural y cierto para nosotros. Y saber que mi mejor sonrisa, nace desde la tuya, como la enredadera que salta la barda, para crecer en la casa contigua...

Se despide con un beso, de esos besos complices, que sólo tú conoces su color, profundidad, y sobre todo, la carga de sentimiento que hay en cada uno de ellos...


Tu amor...

1 Comments:

  • At 11:24 a. m., Blogger lycon1987 said…

    una de las mejores cartas que he leido, me ha inspirado muchas gracias

     

Publicar un comentario

<< Home